Compartir

Rijosilla, Mónica Robles de Hillman no acaba de entender que en política la diplomacia es todo. Al rechazo a su iniciativa de reforma al Código Civil que hará legal el matrimonio igualitario, expresado por lideres parlamentarios del PRI, PAN chapista, PAN disidente, Del Lado Correcto de la Historia y legisladores del PRD y Movimiento Ciudadano, les responde que están obligados a acatar la Constitución en términos de igualdad y no discriminación.

O sea, a la diputada local de Morena le reventaron los foros en Córdoba y Coatzacoalcos, suspendió el de Boca del Río, llevó acarreados al de Xalapa, le dio una lección de ética el arzobispado de Xalapa y lejos de bajarle el tono, tensa el hilo. Está dicho: el que por su gusto es buey hasta la coyunta lame…


 

entradas relacionadas